ALBERTO KORDA

«Korda se reservaba, por derecho propio, las campañas publicitarias de importantes firmas o comerciantes (tiendas por departamentos como «Sánchez Mola», los ateliers de modistos, campañas turísticas nacionales, portadas de revistas, etc.) e incorporaba a su agenda la fotografía de moda y los reportajes fotográficos siempre vinculados a la belleza femenina como género para los cuales desarrolló una estética coherente con el estilo, el diseño y las tendencias artísticas de los años cincuenta, cubanos e internacionales.»

(Cristina Vives, del catálogo Korda Conocido Desconocido, La Fábrica, España, 2008)